Nutrición. Errores frecuentes

Existen unos puntos de mejora en los cuales podemos incidir en ellos fácilmente para hacer que nuestra nutrición sea más equilibrada y adecuada. Estos errores frecuentes son los siguientes

No realizar una comida equilibrada y rica en proteínas después de hacer ejercicio. Cuando se empieza a hacer ejercicio se suele tener un aumento del apetito de forma natural y es fácil caer en la tentación de las comidas precocinadas y procesadas que son ricas en hidratos de carbono simples, grasas y calorías. Lo que hay que hacer y recomendamos es realizar una comida rica en proteínas después de hacer ejercicio y tener preparados muchos refrigerios saludables y bajos en calorías para los momentos de hambre como fruta, verduras, o barritas de proteínas que son ideales para estos momentos.

Saltarse comidas o no alimentarse adecuadamente. Saltarse comidas priva al cuerpo de nutrientes vitales y puede ralentizar el metabolismo. Esto puede empobrecer la alimentación. Es importa seguir una dieta saludable y equilibrada incluyendo mezcla variada de verduras, hidratos de carbono complejos y alimentos magros ricos en proteínas como pavo, pollo, pescado o soja. Además puede sufrir un ataque repentino de hambre como consecuencia de saltarse comidas o no ingerir el número de proteínas necesarias diarias o no tomar suficiente fibra. Añadir estos ingredientes en la dieta puede aumentar la sensación de saciedad.

No tomar suficientes hidratos de carbono. Son la principal fuente de energía del organismo para las tareas físicas y mentales diarias y, si se eliminan de la dieta puede ralentizarse el metabolismo. Es importante que se consuman carbohidratos buenos, complejos y no procesados como frutas enteras, verduras, legumbres y cereales integrales. Los malos son los procesados y muy refinados, como los azúcares, pasteles, pasta, cereales, galletas, que aportan poca nutrición y muchas calorías.

No hidratarse adecuadamente. Beber suficiente agua es vital para el bienestar. Regula la temperatura corporal, nos permite respirar, esencial para la digestión y excreción, ayuda a los movimientos corporales, etc. Se recomienda beber de 8 a 10 vasos de agua, pero durante el ejercicio o en ambientes calurosos necesitamos beber más porque sudamos más.

No seguir un plan de ejercicio variado. Hay que diseñar un plan adecuado para además de perder grasa ganar masa muscular. Los ejercicios de fuerza combinados con los aeróbicos harán que consiga más rápidamente estos objetivos.

Consulta con tu asesor personal de bienestar que te hará un plan personalizado adaptado a tus necesidades. Puedes contactar  conmigo en la siguiente dirección: http://www.vidaenverde.es/herbamol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s