Nutrición para una vida mejor

Tu cuerpo necesita nutrientes para funcionar adecuadamente y, por lo tanto, es necesario obtener la cantidad correcta de los mismos para una nutrición equilibrada. Te proporcionan energía para tus actividades diarias y pueden ayudarte a alcanzar un estilo de vida activo y saludable.

Toma siempre un desayuno saludable. Después de las horas de ayuno nocturno, tu cuerpo necesita alimentos. Esa es la razón por la que el desayuno es una comida tan importante; permite que tu metabolismo empiece la jornada y te proporciona energía para empezar el día.

Come porciones más pequeñas y más frecuentemente a lo largo del día para prevenir bajones de energía y a día por aperitivos azucarados.

Tomar un aperitivo saludable como fruta, verduras y pequeñas porciones de proteínas como nueces sin sal, yogur o queso bajo en grasas a media mañana o a media tarde te ayudará a evitar atracones en la comida o en la cena.

Cambia activamente tus elecciones de comida hacia una alimentación saludable y equilibrada. Proporciona a tu cuerpo una amplia variedad de nutrientes, incluyendo proteínas, fibra y cinco porciones de frutas y verduras cada día.

Las proteínas son nutrientes esenciales presentes en cada parte del cuerpo. Tienen un número de funciones distintas que incluyen la creación y mantenimiento de los tejidos corporales, proporcionando una fuente de energía y controlando muchos de los procesos importantes relacionados con el metabolismo. Podemos encontrar proteínas en fuentes animales como carne, pescado, aves, nuevos, y productos lácteos, y en animales vegetales como legumbres, lentejas y soja. Las fuentes vegetales de proteínas contienen mucha menos grasa que las proteínas de origen animal. Intenta comer dos o tres raciones de proteínas de varias fuentes cada día.

La fibra es un componente importante de una alimentación sana y equilibrada. Ayuda al sistema digestivo a procesar la comida y a absorber los nutrientes. La fibra se encuentra en alimentos de origen vegetal. Una buena fuente de fibra incluye fruta, verdura, legumbres, avena, pasta y arroz integrales, pan integral, frutos secos, semillas y cereales.

Reduce los niveles de azúcar, grasas saturadas y sal en tu alimentación simplemente comprobando la información nutricional en las etiquetas de los alimentos y limitando la cantidad que consumes.

Asegúrate de tener una ingesta regular de líquidos para estar adecuadamente hidratado.

La mayoría de nosotros aspiramos a tener estilos de vida activos y saludables. La realidad es que está a nuestro alcance si realizamos cambios graduales y a largo plazo en nuestro estilo de vida. Si necesitas ayuda para conseguirlo no dudes en ponerte en contacto conmigo y te daré ayuda personalizada para ello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s